Primera parte. Capítulo 2.

Evidentemente la idea no era nueva aunque es España estaba muy poco extendida. Solo existía desde principios de la década del 2000 un portal llamado compartir.org. Como es normal, en Europa compartir coche para ir a trabajar era y es algo habitual.

Sin embargo, ninguna web de todas las que investigué a lo largo y ancho del planeta, incluía la innovadora función que iba a desarrollar. Un función demanda pero no satisfecha. Mi idea no solo era buena, sino que tenia publico esperando a que alguien la llevara a cabo.

Esa pequeña diferenciación fue suficiente para animarme a iniciar el proyecto. Excitante poder hacer algo en Internet que no había hecho nadie hasta la fecha. Verano del 2008. Google® iba a ser el pilar fundamental y mi experiencia desarrollando aplicaciones de gestión serviría para diseñarla fácil de usar pero sin perder ningún detalle. Parecía una buena combinación, ya solo me faltaba el equipo.

Esta entrada fue publicada en Historia de Carpling.com y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *