Comparte coche y despierta tu conciencia ecológica

Nace Carpling.com, el único portal con el que puedes personalizar tu ruta y recoger o dejar gente a lo largo de toda la ruta.

Te proponemos un sencillo ejercicio. Asómate a la ventana y observa cuántos de los coches que pasan por la calle llevan a más de una persona en su interior. Son pocos, ¿verdad? Los desplazamientos que nos impone nuestro ritmo de vida se traducen en humo, contaminación, estrés y mal humor.

Carpling.com es una nueva web con conciencia ecológica, que busca unir a varias personas para compartir un mismo trayecto en coche. Has ahora nada nuevo, sin embargo, se diferencia de las demás en que gracias a su potente motor de búsqueda, te permite no sólo personalizar el trayecto, sino también te presenta compañeros de viaje que puedes recoger o dejar a lo largo del camino, lo que aumenta las probabilidades de encontrar a un compañero de viaje.

Puedes ser conductor o pasajero. Los desplazamientos pueden ser cortos o largos, ocasionales o diarios. Sólo tienes que poner el origen y el destino, rellenar diferentes campos para especificar tus intereses y en el mapa te aparecerán aquellas personas que podrían compartir el coche contigo, bien durante todo el trayecto que tengas pensado hacer o tan sólo en una parte del mismo.

Si pinchas sobre sus perfiles podrás obtener más datos sobre ellos, como sus necesidades, años de carnet, edad, etc. Ya sólo te queda ponerte en contacto con los que más te interesen y terminar de acordar cómo realizareis el trayecto.

Este novedoso sistema, que te ofrece una información rápida y eficaz, presenta numerosas ventajas. No sólo te permite conocer gente nueva, sino también ahorrarte un dinero, tanto a la hora de compartir un vehículo particular como un taxi. Y quizá lo más importante de todo: contribuye a hacer más habitable tu localidad, reduciendo atascos, contaminación acústica y malos humos. ¿Tienes conciencia ecológica? ¿Quieres ahorrarte un dinero y conocer gente nueva? Anímate, haz Carpling!

Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *